Volver al sitio

Virtual run - trail run hidalgo

carrera virtual

· Reseñas

No es ninguna sorpresa que la pandemia de coronavirus ademas de trastornar los sistemas de salud, también afecto a toda la sociedad. Pocas carreras pudieron llevarse a cabo, la gran mayoría se cancelaron, y algunas pocas todavía tienen esperanza de llevarse a cabo en el ultimo trimestre de este accidentado 2020.

Para los corredores de la montaña eso fue muy difícil, ya que por definición nos encanta salir, y disfrutar de la naturaleza, y aunque las montañas ahí siguen, muchos lugares para entrenar fueron cerrados. Pero lo mas problemático fue quedarnos sin objetivos, es cierto que nos gusta correr, pero nos gusta ir detrás de objetivos, y al derrumbarse el calendario nacional e internacional, fue difícil mantener la motivación para entrenar en condiciones precarias.

La propuesta de Trail run Hidalgo para llevar a cabo una “competencia” virtual, fue como ese pequeño arroyo que te encuentras cuando la sed te esta matando. Le premisa era sencilla, correr bajo las condiciones que nos permitan, por la distancia y complejidad que podamos.

No negare que había algo de escepticismo sobre hacer esa carrera virtual, pero dado que no se vislumbraba nada en el camino, no se perdía nada con intentarlo.

La experiencia pre-carrera fue muy buena, el registro sin problemas, una par de platicas a través de plataformas digital, y una serie de instrucciones bastante sencillas.

Cabe resaltar que el envío por mensajería de todos los kits fue increíble, y el kit en si mismo muy emotivo y estimulante.

De la carrera propiamente todos podemos contar una historia, ya que en esta ocasión cada quien lo vivió de manera diferente hubo quien preparo de manera muy detallada la ruta, abastecimiento, tiempos, altimetría, etc; por otro lado hubo quien se lo tomo más tranquilo y solo salio a correr un soleado domingo.

Si quieren ver en detalle como me fue, les dejo aquí mi grabación en IGTV

Después de sesenta y siete kilómetros y tres mil metros de desnivel positivo, puedo concluir varias cosas.

  1. La organización hace toda la diferencia. Todos podemos salir y correr, pero no cabe duda que alguien se siente a pensar una ruta, diseñarla, marcarla, etc; todo ello hace que disfrutes mas de la montaña.
  2. Los corredores (hasta los mas solitarios) somos gregarios. No soy de los corredores que sean muy sociables, pero sin duda se agradece una buena compañía durante algunos tramos de la carrera (kilómetros gratis).
  3. La competencia es un gran móvil. No importa que lleguemos primeros o últimos, el inscribirnos a una competencia nos pone en ese estado en donde puede aspirar a quedar en los primeros diez lugares, romper tu marca personal, desmarcarte de ese corredor desconocido que te encontraste a media carrera, o simplemente terminar una difícil carrera.
  4. Los voluntarios y los pobladores son todo el éxito. Encontrar una cara sonriente, acompañada de comida e hidratación es casi como llegar al paraíso. Y por supuesto la gente, los niños que te animan cuando pasas a lado de sus casas, hace que se erice la piel.

Entre muchas cosas, las cuatro mencionadas fueron las que mas extrañe durante mi carrera virtual.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar