Volver al sitio

Mi primer ultra maratón (La corsa della Bora, Italia)

 

Cinco consejos para elegir tu primer ultramaratón de trail

· Historias,Consejos

Después de mi poco grata iniciación al trail, tuve la oportunidad de poder entrenar trail casi cada semana, así que poco a poco me fui enamorando de este deporte. Al paso de algunos pocos meses ya con unos tenis decentes, y algo con que hidratarme ya podía hacer mis incursiones en la montaña.
Tengo que confesar que tuve una vida paralela, ya que a pesar de estar entrenando trail, solo hacia carreras de asfalto (¡ufff! un peso menos que llevarme a la tumba). Y ocurrió que me sentía más cómodo en distancias medianas y “largas”, así que hice el medio maratón de la Ciudad de México, y aunque el tiempo no era el mejor, parecía razonablemente bueno; así que sonaba lógico hacer mi primer maratón, en el cual me sentí muy bien, incluso pude hacerlo con vueltas negativas (única vez en mi vida).
Después de esa experiencia me quedaron dos impresiones: sin duda me gustaba más correr por la montaña, y al menos durante tres horas cuarenta minutos.
Así que decidí que podía dar el paso al ultramaratón.

Consejo 1. Educate lo más posible

Salvo que participes en un grupo serio de corredores de trail, es muy difícil que tengas idea de cómo entrenarte para correr más de 42.195 km en la montaña. Así que hice lo que cualquier persona (inconsciente) hubiera hecho, me compre un libro de entrenamiento de ultramaratón, y consumí toda la información disponible en YouTube (al final les dejo los tres canales que mas me fueron útiles y el libro que utilice).

Lista de canales

Carreras de Montaña

Juan Maria Jimenez Llorens

V02max

Consejo 2. Elige la mejor carrera (para ti)

Al pensar en mi siguiente objetivo y ya con el entrenamiento en mano, pues lo siguiente era buscar cual sería la carrera con la que iniciaría este largo camino. Deseaba que la experiencia fuera lo mejor posible, la verdad deseaba engancharme y no dejar de hacerlo.
Así que deseaba una carrera bien organizada, que tuviera mucho énfasis en la seguridad de los corredores, y que tuviera un desnivel positivo razonable. Aunque honestamente el último punto al final ni me importo tanto.
Después de buscar en muchas páginas web y facebook, pues comienzan a salir las carreras. Les recomiendo que lean los comentarios, pero en especial los comentarios negativos, ya que esos comentarios negativos pueden pasarte a ti. Y obviamente la página de la ITRA es un buen lugar para acercarnos a carreras muy bien organizadas.
En esta búsqueda los astros se alinearon, ya que estuve viviendo en Trieste (Italia) mientras estudiaba hepatología, y tengo excelentes recuerdos de esa época; y encontré una carrera de 57 km que se llama la Corsa della Bora, así que podría viajar a mis amigos, degustar otra vez las delicias de la comida italiana y conocer mi ciudad adoptiva desde otra perspectiva.

Esto no quiere decir solo haya buenas carreras fuera de México, ya que después de varias experiencias, les puedo decir que hay excelentes opciones; aunque también hay algunas muy malas.
Lo que sí quiero decir es hay que seleccionar cuidadosamente nuestra primer carrera, y no emocionarnos con miles de metros de desnivel, distancias de más de dos dígitos, o condiciones climáticas extremas.

Ya habrá tiempo para todas esas locuras.

Consejo 3. Mejor de más que de menos (equipamiento)

La carrera se llama la Corsa della Bora, que se podría traducir como el Camino de la Bora. La Bora es un viento frío y seco, y puede alcanzar varios cientos de kilómetros por hora, haciendo que la sensación térmica sea de muchos grados bajo cero. Conociendo eso, la verdad es que trate de llevarme el equipamiento necesario para que esas inclemencias no doblegaran mi camino a la meta.
Al final el clima estuvo espectacular y la mitad del equipo no lo necesite, e incluso me tuve que quitar algunas prendas. Lo importante es que vayamos un poco sobrados, ya que no sabemos qué va a pasar.
Lo mismo pasó con la comida, y la hidratación, los puestos de abastecimiento estaban espectaculares, con quesos y jamón local, consomé, galletas, mil cosas que en medio de la montaña eran riquísimas. Así que no me termine lo que lleve para el camino.
Pero si no hubiese llevado todo eso y las condiciones hubieran sido malas o los abastecimientos malos, definitivamente la hubiera pasado mal o hubiera tenido que abandonar.

Consejo 4. Asume que será más horrible de lo esperado

Ya se que la idea es pasarla bien y divertirnos en nuestras carreras de montaña es difícil, pero tenemos que aceptar que los corremontes disfrutamos de ese dolor cómodo, y del maltrato que nos acomoda la naturaleza.

Recuerdo que ya casi al llegar a la meta después de casi siete horas y dieciocho minutos, sentí que solo me había faltado pasar por un volcán. La carrera tuvo de todo durante 2525 metros de desnivel positivo, mucha piedra en la montaña y mucha piedra en el mar adriático, grava suelta al descender, caminos llenos de lodo, etc.

Honestamente no esperaba tanta violencia, y sin duda la sufrí muchísimo, y las últimas cuestas de asfalto parecían eternas.
Hasta la fecha siempre pienso que la carrera va a ser tan difícil. Pero siempre, siempre, siempre la montaña te pone en tu lugar.

Último consejo. Disfruta

Se que suena complicado pero disfruten el camino, la aventura de llegar a un lugar desconocido es muy emocionante.
Empapense del ánimo de la carrera y siéntanse parte de ella.
Es probable que el camino (particularmente si está muy rudo) no lo disfruten en el momento, pero traten de apreciarlo, ya que unos días después vendrán todos esos caminos de una manera mágica.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar