Volver al sitio

Equipamiento para correr trail (2)

Sistemas de hidratacion

· Consejos,Equipo

Ya previamente se comentó la importancia de un buen calzado para disfrutar de nuestras salidas a la montaña, y aunque en otras notas se hablara sobre todos el equipamiento que podemos llevar, sin duda una mochila donde llevar agua, comida y algo de material es indispensable. En especial para aquellas salidas que tengan una duración mayor a una hora, donde el agua y la comida son obligados.

Sistemas especializados (o no)

Existen marcas muy conocidas que desarrollan sistemas de hidratación, muy especializados para las carreras de montaña, incluso al grado de tener sistemas específicos para distancia, equipamiento y condiciones de clima diferentes.
La mayoría de nosotros no requerimos tanta tecnología, incluso no es necesario invertir grandes sumas de dinero para asegurar nuestra hidratación y alimentación en entrenamiento o carrera.
Siendo honestos, un sistema de hidratación no es más que una mochila que llevamos en la espalda, por lo que si deseamos salir a correr al monte, una simple mochila ligera puede sacarnos del apuro, finalmente solo hay que aventarle una botella de agua o electrolitos, y algo de comida. Claramente no es la solución más cómoda, ni más elegante, pero es una solución.

CAPACIDAD

Esta es la pregunta que todos tenemos al comprar nuestro primer sistema de hidratación, y si son unos atascados como el que aquí escribe; compraran el que más capacidad les aporte. Y por lo tanto cargaran un peso excesivo para el uso que le darán.
La mayoría de los que empiezan a correr trail, e incluso los un poco más avanzados, no necesitamos una gran capacidad de almacenamiento. Y recordemos que aunque el sistema diga 6, 8 o 10 litros, no significa que esa sea la cantidad de líquidos que almacena, es su capacidad total.
En términos generales la capacidad se puede dividir en dos partes, la cantidad de líquido que se porta con una bolsa trasera, y la que se porta a través de botellas y bidones frontales. Casi siempre las bolsas trasera tienen una mayor capacidad.
Para tomar la decisión solo hay que responder dos preguntas. En el entrenamiento, cuanto tiempo planeamos salir, y durante una potencial competencia cuanta distancia hay entre un puesto de abastecimiento y otro.
Personalmente me gustan los sistemas de hidratación que tienen ambos componentes, así cuando salgo a entrenamientos largos, llevo la bolsa de hidratación trasera. Y cuando voy a competir alguna carrera, solo llevo los bidones frontales y los relleno en cada abastecimiento.
Y del resto de capacidad, solo necesito que quepa, teléfono, alguna identificación, la comida y algo de ropa en caso de que el clima lo requiera. Para hacer más fácil la decisión piensen en las carreras y distancias que les gustaría correr y vean cual es el material obligatorio; con eso se pueden dar una idea del tamaño de su sistema de hidratación.

Compartimentos

Esto va muy de la mano del apartado anterior, entre más compartimentos, más capacidad tiene el sistema, pero recordemos que también más peso.
Hay muchas variables, número de bolsillos, aquí pongan atención ya que hay sistemas con multitud de compartimentos, pero algunos o son de muy difícil acceso, o francamente inútiles, no siempre más es mejor.
Debe valorar si tienen algún sistema de cierre o no, esto puede asegurar que no se nos caigan nuestras pertenencias, ¡o la comida!
Algunas marcas ponen compartimentos impermeables, esto es muy bueno para el celular o el dinero o documento, pero honestamente con el tamaño actual de los teléfonos celulares, es muy probable que no quepa, y lo terminamos metiendo en una bolsa de plástico.

Comodidad

Una vez que aseguramos la hidratación, la nutrición y el material necesario; lo siguiente es la comodidad. Y con esto me refiero no solo al cómo se siente el sistema de hidratación en la espalda y hombros; también es importante que tan cómodo es acceder a lo que llevamos en ella.
No es raro que al armar el sistema de hidratación para un entrenamiento cabe todo perfecto, pero el momento de querer acceder a él, es un verdadero calvario. Tampoco es grato tener unos bidones que es casi imposible de sacar/meter en cada puesto de abastecimiento.

Materiales y acabados

Hay mucha mercadotecnia en este apartado, he tenido sistemas muy costosos que después de tres o cuatro salidas ya se comienzan a descocer, y algunos más económicos que aguanta muy bien el maltrato, e incluso alguna que otra caída.
La sensación de nos da el material y los acabados ayuda mucho a tomar la decisión, y la sensación de durabilidad. Hay que tener en mente que lo materiales ligeros no necesariamente son los más resistentes. Y debemos tener en cuenta que cuando empecemos a meterle material, debe mantenerse lo fijo posible, ya que algunos sistemas de hidratación rebotan demasiado y son molestos.

Accesorios y cierre

Algunos sistemas de hidratación ya traen un silbato incluido, lo cual se agradece, ya que así no se nos olvida incluirlo en el material obligatorio de prácticamente cualquier carrera de montaña.
Otros sistemas tienen correas para ajustar y ceñir mejor la bolsa de hidratación a nuestro cuerpo, y algunos están muy bien logrados, y otros definitivamente no cumplen su objetivo. Esto se puede deber también a nuestra composición corporal, así que hay que probarla en poco para ver que tal nos ajusta en la tienda.
Un gran talón de Aquiles en varios modelos, es la capacidad de montar bastones, en términos generales casi ninguna lo logra bien. Después de mucho pelear en las carreras y entrenamientos, la mejor opción es tener un cinturón con sistema portabastones, y asunto arreglado.
Finalmente queda la forma de cerrar el chaleco de hidratación, hay sistemas muy sencillos y elegantes, y unos más agresivos y estorbosos. Lo importante es que funcione, es decir se desabroche fácilmente, y no lastime la piel, ya que después de horas, es muy molesto ir peleando con cierres, broches y cintas para que no se nos afloje.

Hay que probar siempre el sistema de hidratación, caro no siempre es mejor

En resumen

Un buen (y no necesariamente caro) sistema de hidratación será un compañero indispensable para nuestras horas de diversión por el monte. Así que no hay que tomar la decisión a la ligera, ni dejarnos llevar por las modas. Hay que saber elegir muy bien a ese amigo que nos hará la carrera más placentera.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar